boxer

Boxer, el mejor perro doméstico para cuidar de los niños

Hablar de Boxer me recuerda una historia de la infancia. Vienen a mi mente las memorias de un perro enorme, con unos bellos ojazos nobles, corriendo bajo la lluvia y llevando a un pequeño de apenas 6 años en su lomo que no podía contener las carcajadas.

Bony, era el nombre del perrazo Boxer adorado por todos los niños del vecindario. Era inmenso, muy manso y velaba en todo momento a su pequeño dueño, cuidándolo de todo mal.

Sus ojos siempre mostraron una increíble adoración por su familia y sus maneras juguetonas eran la diversión de los que lo rodeaban.

Los Boxer de hecho, saben “ganarse a las personas” que conviven a su alrededor, pues son perros sumamente ligados al ser humano y muy cariñosos. También son juguetones y logran ser cuidadosos debido a su gran tamaño.

Boxer, un perro doméstico fiel y cariñoso

Y es que el Boxer es un perro doméstico para niños, a pesar de su gran tamaño.

 Es una raza tremendamente cariñosa, fiel, bastante obediente y muy apegada a sus dueños y a su hogar. Allí donde le den cariño, allí se quedará feliz el Boxer.

Es un perro doméstico grande que incuso hoy en día es utilizado en terapias con personas discapacitadas, en tratamientos de niños enfermos o como perro de compañía para ancianos.

Son muchos los especialistas vinculados a las terapias de animales y a los entrenamientos caninos, que afirman que el Boxer es un perro recomendado para la vida en familia, por sus maneras afectuosas, su forma de comportarse muy pasiva y juguetona y su interés por aquellos que lo rodean.

El Boxer siepre estará pendiente de los suyos, especialmente de su dueño. Si es un niño, lo protegerán como si de su propio cachorro se tratara.

El Beoxer es sin lugar a dudas, un perro doméstico para niños.

Boxer, perro doméstico protector

También se debe tomar en cuenta que tan apegados son los Boxer a sus familias, que pueden sentir desconfianza la primera vez que sienten a personas extrañas en sus hogares.

Incluso estos perros pueden mostrarse desconfiados hacia otros animales, especialmente si son machos de su misma raza, aunque nunca llegan a ser violentos, a menos que vieran peligrar a algún miembro de la familia. En ese caso, el Boxer no se quedará nunca de “patas cruzadas”.

Además, los pequeños cachorros boxer no son muy obedientes, pues adoran jugar y correr al aire libre, pero al ser sumamente felices en a vida hogareña, siempre se mostrarán dispuestos a aprender.

Los expertos dicen que si esta raza convive con sus dueños desde una edad temprana, lo mejor es educarlo y adaptarlo a la vida hogareña y así tendremos un compañero que cuidará de todos los miembros de la familia.

Boxer, perro doméstico familiar

Como referíamos anteriormente, el Boxer es un perro de gran tamaño, aunque se mueve con facilidad y soltura. Pero debido a su tamaño, necesita de espacios amplios donde poder estirar sus patas y correr y también dormir a gusto.

Para que tenga una vida sana plena, este gran perro doméstico necesita del ejercicio físico, de las caminatas y los paseos.

La actividad física constante y regular es energizante para ellos y les da muchísma alegría una buena carrera.

Bover, el perro doméstico de los más pequeños

No quedan dudas de que el Boxer es un perro doméstico para niños, ideal para el cuidado de los pequeños y leales a ellos.

Por supuesto, como muchos especialistas aclaran, siempre se debe enseñar a los niños a quererlo y respetarlo como un miembro más de la familia.

Para aquellos niños de más de 4 años que ya desean correr y jugar todo el tiempo, el Boxer será su compañero ideal y disfrutará compartiendo sus horas de juego. Correr, jugar a la pelota o al disco, serán actividades que el perro adorará.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *