¿Cómo lograr que tu gato se siente?

Quizás creas, como la mayoría de las personas, que es imposible enseñar trucos a un gato, pero nada más lejos de la realidad, los felinos son criaturas extremadamente inteligentes y con el estímulo apropia­do también pueden aprender hábitos que nos facilitarán la convivencia con nuestra amada mascota.

Enseñarle a tu gato que se siente quizás no lo consideras necesario, pero, qué ocurre cuando deseas ce­pillarlo, revisarlo, ponerle su collar, etc. Es una actividad que nunca está de más el practicar, hazlo preferiblemen­te cuando el minino tenga hambre.

Orden básica para lograr que tu gato se siente.

  1. Coloca tu gato sobre una me­sita, también puede ser en el piso. Asegúrate que esté sobre sus cua­tro patas, si se sienta, acaríciale el lomo y seguro se levantará. Toma la “recompensa” y ponla 5 cm por encima de su nariz para que centre su atención en el olor.
  2. Mantén la recompensa por encima de su cabeza a unos 15 cm, mayormente el gato tiende a sentarse para disfrutar del oloroso bocado, si intenta atraparlo con las patas, debes decirle que “NO” y repites la acción.
  3. Al lograr sentarse completa­mente, aprovechas para decirle “siéntate” o alguna otra palabra que hayas escogido como tal, y le entregas el premio. Con varias re­peticiones (una o dos por día), será suficiente para que lo haga even­tualmente con solo pronunciar la palabra elegida.

Debes tener en cuenta que

Los trucos o juegos que quieras en­señarle a tu minino, debes hacerlo en lugares tranquilos y confiables para él, lo que permitirá que centre su atención en ti y en las actividades que realicen, sino, se mostrará distraído.

Debes tener muy claro lo que quie­res lograr de él, sin dejar de tener en cuenta la realidad del gato como mas­cota (diferente al perro), por ejemplo, si es buen trepador motívalo a saltar diferentes rampas.

Si utilizas la comida como premio, espera que tenga hambre o le restará interés y no será muy cooperativo.

Detén el adiestramiento si se mues­tra inquieto, pues el volver a intentarlo quizás sea en vano y perderás el tiem­po o la paciencia. Tampoco extiendas los horarios a más de 3 o 4 minutos, porque puedes obtener como res­puesta una retirada apresurada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *