6 mitos relacionado a los gatos

Los Gatos negros y la mala suerte

Los gatos negros, a lo lar­go de la historia, han sido asociados con el demonio, las brujas y la mala suerte.

El origen de esta creencia se remonta al siglo XIX durante las cacerías de brujas organizadas por la Inquisición de distintos países. Si un gato de color negro tenía la mala suerte de tener como dueño a una persona acusada de brujería, su destino era fatal, podían ser ahorca­dos, quemados o ahogados. Se pensaba que la bruja podía adquirir forma de gato durante las noches para poder hacer el mal a otras personas.

Desde entonces y hasta la fecha, estos mitos se mantienen en las creencias populares.

Los gatos tienen 9 vidas

Mito asociado con “un gato siempre cae parado”. Ambos completamente falsos. La razón es que, aun­que si dispone de cojinetes en cada pata que amortiguan la caída, si la altura es considera­ble, puede lastimarse e incluso perder su UNICA vida.

Los gatos son animales sucios

Asociado mayormente a que el gato común pasa gran parte de la noche fuera de casa atrapando roe­dores, insectos, etc., agregando a ello que el gato macho puede llegar a orinar en varias partes de la casa para marcar su terri­torio, esta creencia es comple­tamente errada.

Es importante aclarar que el gato es uno de los anima­les más limpios que habitan la tierra. Un gato, aunque por instinto, tapa sus desechos con tierra, arena o lo que tenga cerca, para evitar ser detecta­do por un predador, no deja de ser un “hábito de limpieza”, además se pasa la mayor parte de su tiempo de vida acicalan­do su pelaje.

Los gatos producen enfermedades

Las enfermedades que podría transmitir un gato al humano son pocas. La más temida es la rabia, que se resuelve con cumplir con el trata­miento de vacunación y así se protege toda la familia. De gran importancia tam­bién es la toxoplasmosis, que se dice provocan el aborto a las mujeres en estado de gestación. Se requiere de un corto período para eliminar ese parasito y es a través de las heces del gato. Se previene imposibilitando que una mujer embarazada limpie el excremento del gato.

Les gusta comer ratones

Un gato bien alimentado no come ratones, ni aves, insectos o algunos reptiles, solo juega con ellos, como instinto de caza. Hay gatos que ofrecen sus “trofeos de caza“ a su dueño demostrándole afecto. Este comportamiento innato en los gatos, no debería ser castiga­do, ya que confundirá al animali­to provocando rechazo.

Recomendamos consultar con su veterinario para que le informe más sobre estos y otros mitos, explicándole la razón de estos comportamientos y así entender a nuestra mascota.

El pelo provoca asma

Los gatos no provocan una reacción alérgica, ni asma, cuando ello ocurre es porque la persona ya tenía ese síntoma de alergia, que son mayormente here­dados o se manifiestan como algo nuevo en la salud del individuo.

¿Sabías qué?, algo que sí es cierto

Cada gatito cuando nace, escoge una teta de su mamá y siempre toma leche de la mis­ma, a diferencia de los perros, que toman leche de la ubre más cercana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *