5 aves que no vuelan

Volar requiere fuerza y muchas energías, especialmente para alzar el vuelo, pero el arresto merece la pena. Volar brinda acceso a nuevos métodos de caza y a diversos alimentos, también permite construir nidos seguros en lugares inaccesibles y, lo que es más importante, posibilita escapar más fácilmente de los enemigos.

Sin embargo, hay aves que prefieren (o deben conformarse con) viajar a pie. Alrededor de 40 especies han “renunciado” a volar, entre ellas el avestruz, el pingüino, los ñandúes, el kakapo… de los cuales hemos tratado en números anteriores o lo haremos en venideros. En esta ocasión mencionaré otras 5 especies que dependen de sus capacidades para correr o nadar, pues son incapaces de despegarse del suelo, elevarse y planear. Ellas presentan un esternón plano, sin quilla (anclaje que necesitan los músculos pectorales para el movimiento de las alas).

1- El Rascón weka (Gallirallus australis): ave robusta de color marrón, del tamaño de un pollo. Habita en las praderas de Nueva Zelanda, donde abunde la maleza o los matorrales. Son omnívoros y entre su dieta se encuentran las ratas, aves o sus huevos, así como semillas y brotes de hierba. Por lo general tienen hasta cuatro crías en el año.

2- Emú o Dromaius: Nativa de Australia, es la segunda ave de mayor tamaño, después del avestruz. Su garganta es de color azul pálido con plumaje gris parduzco. Se alimenta de insectos y semillas. Posee tres dedos en cada pata y pone huevos de color verde oscuro.

3- El Calamón takahe (Porphyrio hochstetteri): ave con aspecto primitivo que no puede negar su origen prehistórico, es herbívoro y utiliza sus patas para comer. Endémico de Nueva Zelanda, los ejemplares adultos presentan color azulado y pico rojo. Tienen un lento desarrollo, las hembras ponen solo dos huevos y, debido a los depredadores y a su torpe caminar, están en peligro de extinción.

4- Los Kiwis (Apteryx): aves nocturnas que solo poseen vestigios de alas, como plumones. Ostentan un largo y filoso pico con fosas nasales y bigotes muy eficaces como órganos olfativos. Se clasifican como omnívoros: se alimentan de lombrices, insectos y frutas. Sus crías son nidífugas (poseen al nacer un estado de desarrollo avanzado, logran muy rápido ser independientes de sus progenitores). Actualmente se hallan amenazadas, principalmente por los armiños, ratas y otras especies invasoras.

Como dato curioso les comento que el Kiwi es el ave nacional de Nueva Zelanda.

5- Los casuarios: endémicos del norte de Australia y el sur de Nueva Guinea, son peculiarmente agresivas; con potentes garras con las que atacan cuando se sienten amenazadas. Se alimentan de las frutas caídas, de algunos hongos y de pequeños animales. Su cuello es de color azul y rojo y poseen una protuberancia ósea sobre la cabeza. Tienen aspecto extremadamente curioso y primitivo, es el animal vivo más cercano a los extintos dinosaurios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *