Remedios caseros para mascotas enfermas

No porque no hablen, las mascotas dejan de decirte que se sienten mal. Hay varios síntomas que nosotros inmediatamente reconocemos en ellos que podemos solucionar con remedios caseros inofensivos, obvia­mente consultándolos previamente con el veterinario (puede ser vía telefónica para no gastar en la consulta)

El tratamiento veterinario puede evitar que un mal menor se convierta en un problema grave

Rehidratación

Cuando las mascotas tienen diarrea y/o vómito (como por ejemplo cuando los perros se purgan), muchas veces pue­den correr el riesgo de deshi­dratarse. Para evitarlo, dale a tu perro agua de coco (rica en electrolitos) o suero oral.

Comezón excesiva

Si tu perro no tiene pulgas, pero se la pasa rascándose todo el día, ayúdalo a controlar esta comezón dándole un baño con avena. Colo­ca una taza de avena en una tina con agua tibia y báñalo con ésta, te lo va a agradecer siempre.

Dolor de panza

Si tu mascota está tomando antibió­ticos por alguna razón, seguramente su pancita está muy irritada. Procu­ra darle media taza de yogurt al día para que los lactobacilos le ayuden a protegerla.

Piel irritada

Si tu perro sufre de afecciones en la piel y constantemente lo ves irritado, aplica té de manza­nilla frío en spray hecho en casa. Esto le ayudará a aliviar el ma­lestar y controlará la irritación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *