Padres que también son madres

En gran parte de la naturaleza, los cuidados pa­rentales recaen sobre las madres y algunas veces de forma compartida con el padre, pero existen ciertos casos en que los machos se encuentran so­los y deben enfrentar la tarea de sacar adelante a sus crías. Aquí te presentamos 5 de los casos más emblemáticos del reino animal, donde los padres son madres y lo hacen de maravilla.

Pingüino Emperador

Uno de más reconocidos casos del padrinazgo en el reino animal es el del pingüino emperador. Una vez que la hembra deposita el hue­vo en el nido es el padre quien se hace responsable de proteger­lo, darle calor y lograr que nazca, mientras la madre sale al mar en búsqueda de alimento.

Caballito de Mar

Este es el único macho de la naturaleza que puede decirse que es padre desde el vientre, porque apenas la hembra pro­duce sus huevos, estos son de­positados en la bolsa ventral de los machos, donde permanecen hasta su nacimiento. Luego de ello, es el padre quien los cuida y alimenta hasta que sean inde­pendientes.

Mono Tití

El tití es lo que se dice un “pa­drazo”. Durante su vida en la sel­va, ellos cargan a los pequeños en su espalda todo el tiempo y solo los bajan de allí cuando la madre debe acicalarlos o alimentarlos. Esto sucede porque luego de la gestación y el parto, las mamás quedan totalmente agotadas y tienden a rechazar a las crías por algún tiempo, debido a la debili­dad que tienen.

Es entonces cuando este papá que vive en los bosques tropi­cales de países como Brasil, Co­lombia, Ecuador y Perú, entra en acción.

Emús

Casi igual que los pingüinos emperadores los padres emú también son los responsables de incubar durante un período de casi 60 días los huevos de su especie cuidando y alimentando a los pichones. Y una camada de emús puede tener de 5 a 20 hue­vos… ¡menudo padre no!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *