No los dejamos ser ellos mismos

Un perro significa una gran alegría para nuestras vidas y nuestras familias. Sin embargo, también representa una gran responsabilidad. En este texto te propongo 6 claves para entender a tu perro y así lograr que te obedezca, no se orine en casa y mantenga una convivencia maravillosa con tu familia.

¿Qué piensa en realidad?

La mayoría de los propietarios creen que cuando su perrito corre a su lado al llegar a casa, saltándoles encima, los están saludando… pero lo más seguro es que el animal quiera comida, atención y se esté mostrando dominante. Quizá no tiene nada que ver con un “me alegro de que hayas vuelto”.

Por supuesto, hay personas que están contentas con esa visión del can y no quieren cambiarla. Estos, que a veces se niegan a la realidad, suelen tener perros mentalmente desequilibrados, que sufren de estrés, angustia y, probablemente, se vuelven ruidosos, malhumorados y agresivos.

Todo porque no se les deja ser perros. En eso radica el problema: en la ignorancia humana del mundo canino. Criamos a los perros como a niños, y no como a lo que son.

Para gozar de un animal completamente equilibrado, dócil, de buen comportamiento y grata compañía, debemos ser conscientes de cómo funciona su mente y poder educarlo en consecuencia.

En primer lugar, recordar siempre su origen: el lobo. Y el lobo es ante todo un animal de manada, un ser territorial, jerárquico y cazador. Eso implica una serie de cosas: precisa de una familia, de un hogar, de una jerarquía y disciplina, y de mucho ejercicio.

El perro ya no es un salvaje que habita en los bosques y caza ciervos, pero sus necesidades básicas siguen siendo las mismas, a saber:

Comida

Primordial en toda criatura. Parece absurdo nombrarlo, pero es sorprendente la cantidad de gente que olvida que los perros comen… Y no comida humana. Ahí está uno de los meollos del asunto: el alimento de los seres humanos es mayormente perjudicial para los canes. Un perro necesita comida de perro. Parece lógico, ¿verdad?

Cobijo

Es decir, territorio. Un hogar. Estamos ante un ser profundamente hogareño. Da igual que viva en una inmensa mansión con enorme terreno, o en una casita diminuta. La cuestión es que tenga un lugar en el que se sienta a salvo, en el que esté seguro.

Compañía

Una familia. Qué obvio, ¿no? Tratamos con un perro, un animal entre cuyas necesidades primordiales se halla formar parte de una manada. Da igual que la manada esté integrada únicamente por él y por su dueño, en este caso, tú. No importa si son 10 miembros o solo 2, la cuestión es poder contar con la compañía constante de otra criatura, de alguien que pertenece a su familia.

Cariño

Otra obviedad que mucha gente olvida. Un perro no es un adorno, no es un mueble ni un juguete. Es un animal, está vivo y tiene sentimientos, y como tal necesita que se le quiera, que se le dé afecto, igual que él lo regala a su dueño.

Disciplina

En otras palabras, necesita una clara jerarquía a través de la cual encontrar su lugar en el mundo. Quiere, le urgen, unas normas, unas leyes a las que ceñirse. Requiere un líder que le guíe, y ese debe ser tu lugar. Esto es vital para tener un can contento y sin malos comportamientos.

Ejercicio

¡Mucha gente olvida esto! Olvidan que el lobo podía pasar corriendo largas horas en busca de comida, y que el perro en sus orígenes tenía una función, fuera cual fuera. Servía como pastor, como animal de búsqueda, como cazador, guardián…Tenía un trabajo, una misión que lo ejercitaba día a día. Ahora, muchas veces, no hay trabajo que valga, pero eso no significa que sus necesidades hayan cambiado.

Nuestro amigo debe hacer ejercicio. De lo contrario, toda su energía se convierte en angustia y frenesí, y conseguimos un animal histérico que no sabemos cómo controlar.

Estas son bases de la psicología canina, claves para entender el comportamiento de un perro. No son muchas, no son complicadas, pero debemos conocerlas y obrar en consecuencia, si queremos que nuestro compañero sea feliz y obediente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *